Todo apunta a que el empresario será de nuevo el máximo representante de la organización, ya que, en caso de ser el único candidato será proclamado sin necesidad de llevar a cabo una votación.

Los candidatos podrán postularse a partir del día 21 de septiembre, 15 días antes de las elecciones, hasta el momento se desconocen nuevas propuestas al actual presidente por parte de la oposición en la asamblea.

La situación con la inflación descontrolada, que actualmente asciende a más del 10%, pone sobre la mesa grandes retos para el futuro presidente que deberá velar por los intereses de los empresarios.

Situación actual de la CEOE

Los retos que debe afrontar en esta nueva elección serán complicados, ya que deberá llegar a un acuerdo con los sindicatos en materia salarial, además de recuperar la confianza de la patronal que criticó con dureza su buena relación con Yolanda Díaz. Por otro lado tenemos un sector de la CEOE que acusa al actual presidente de centrar sus labores en las empresas del IBEX, dejando de lado al resto de empresarios.

En los últimos días hemos podido ver Garamendi en distintas comparecencias donde ha cambiado su tono de cara al gobierno, en lo que parece ser un poco de pre campaña para su candidatura. La relación con la vicepresidenta se ha enfriado, tras las declaraciones de esta, la acusa de hacer campaña con una propuesta equivocada de topar los precios. Este giro en la relación es una buena estrategia de cara a su reelección.

La falta de candidatos y la división entre los apoyos hacen que la reelección sea muy poco apetitosa para los detractores del empresario vasco, que ya se postula como unico candidato. Varias organizaciones han expresado ya su apoyo al que podemos considerar nuevo presidente de la CEOE.