Un campo de cultivo en EEUU (Reuters)

EEUU y China, socios agrícolas condenados a entenderse

Los productos agrícolas están en el centro de la guerra comercial. Pero China es un socio clave de EEUU y sus granjeros.

Guardar

Un campo de cultivo en EEUU (Reuters)

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

09/10/2019 14:57

La agricultura juega un papel destacado en la guerra comercial entre EEUU y China. La presión de Donald Trump sobre Pekín para que incremente las compras de productos agrícolas estadounidenses ha estado en el centro de las discusiones entre ambas partes.

El Departamento de Agricultura de EEUU opera seis oficinas en China, un país clave para los granjeros estadounidenses. Pero la guerra comercial está afectando al sector. En 2018, China fue el cuarto mercado más importante del mundo para los productos agrícolas y de alimentación de EEUU.

Las exportaciones al país asiático superaron los 13.000 millones de dólares en 2018. Sin embargo, fue un 45% menos que en el año anterior, debido a los efectos de la guerra comercial y los aranceles impuestos por China.

Consumo de soja

A pesar de ello, Pekín sigue importando grandes cantidades algodón, cerdo, lácteos o pescado. Y sobre todo de soja. Es el principal consumidor del planeta y, aunque en 2018 cayeron también las compras de EEUU, se mantienen como el producto número uno.

Supone el 24% de las exportaciones agrícolas estadounidenses a China. El país sólo podría cubrir el 15% del consumo interno de este producto con su producción doméstica.

Si comparamos ambos países, en China está el 7% de las tierras cultivables del planeta. EEUU tiene el 15%, según los datos recogidos por Wendong Zhang, economista de la Iowa State University.

2019-06-12T120000Z_880045215_MT1IMGCNBJL10625483_RTRMADP_3_CHINA-WHEAT-HARVESTING

Problemas de producción

Lo que diferencia de manera sustancial a las dos naciones es su población: 330 millones de estadounidenses frente a 1.400 millones de chinos. China, mientras, tiene unos 270 millones de granjeros productores de grano o ganado, frente a los 3 millones de Estados Unidos.

Sin embargo, las autoridades chinas imponen restricciones a la actividad agrícola que repercuten en su producción, sobre todo relacionadas con la seguridad alimenticia. Sí que considera como alimentos básicos el arroz y el trigo y consiguen ser autosuficientes en ambos productos.

Según Wendong Zhang, el fuerte crecimiento de la población hará que China siga siendo uno de los más importantes socios comerciales en materia agrícola de EEUU en los próximos años, cuando se resuelva la disputa comercial.

Noticias relacionadas