La mitad de los millennials españoles no son clase media

Cada vez es más caro para las clases medias mantener el estilo de vida, especialmente por el coste de la vivienda, la educación y la atención sanitaria

La mitad de los millennials españoles no son clase media

Cada vez es más caro para las clases medias mantener el estilo de vida, especialmente por el coste de la vivienda, la educación y la atención sanitaria

Raquel Rero

11/04/2019 08:54

La mitad de los jóvenes nacidos en España entre 1983 y el 2002, conocidos como la generación millennial, se han quedado o se van a quedar fuera de la clase media, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

La organización considera clase media a las familias cuyos ingresos se sitúan en torno al 75% y el 20% del sueldo medio de cada país, entre 11.450 y 30.500 euros por persona para el caso de España.

Mientras que el 60% de los españoles nacidos entre 1942 y 1964 pertenecían a esa clase cuando tenían 20 años, el porcentaje que se redujo al 58% con los nacidos entre 1965 y 1982 y al 50% cuando se trata de la siguiente generación, los millennial.

"Bajo presión: la exprimida clase media" es el título de este informe y alerta que la clase media española es algo más pequeña que el promedio de la OCDE, un 58% frente al 61%.

ocde

Según el informe, cada vez es más caro para las clases medias mantener el estilo de vida, especialmente por el coste de la vivienda, la educación y la atención sanitaria. El coste de estas magnitudes crece por encima de los salarios y provoca que uno de cada cinco núcleos familiares gaste más de lo que gana.

Los gastos de vivienda han ido absorbiendo cada vez más recursos a la clase media. El informe apunta que en 2015 el 33% del gasto de los hogares españoles de este grupo se dedicaba al hogar, frente a un 29% de 2005 y un 24% de 1995. En la comparativa con el resto de países, en 1995 España gastaba un punto porcentual menos que la media, pero en 2015 la familia española de clase media ya superaba la media por un punto.

gap1

En España, el 55% de la población cumple con los criterios de lo que se considera clase media, un 17% tiene bajos ingresos (entre el 50% y el 75% del sueldo medio) y un 16% son pobres (cobran menos del 50% del sueldo medio), frente al 11% de media de los países de la OCDE.

En el lado opuesto, la OCDE explica que solo un 12% de los españoles gana más del doble del sueldo medio, frente al 9% de media en los países de la organización.

El 24% de los empleos de trabajadores con ingresos medios está en riesgo de automatización

"Se ha vuelto más difícil para las generaciones jóvenes acceder a la clase media", dice el estudio. Y esto se debe a que las generaciones de más edad están normalmente más protegidas ante los cambios del mercado laboral. Por eso la OCDE advierte también que la cifra de empleos de clase media en España en riesgo por automatización está en un 24%, seis puntos más que la media de la organización. Entre la clase baja está en riesgo el 29% de los puestos de trabajo, frente al 22% de la media, y hasta el 15% entre quienes más ingresan, cuatro puntos más que la media general.

Además de la dificultad para mantenerse en la clase media, la OCDE alerta que los beneficios de formar parte de ella están reduciéndose. El nivel de vida ha caído o se ha mantenido estancado en las últimas tres décadas, frente a los grupos con más ingresos que han acumulado riqueza en el mismo periodo.

El crecimiento anualizado de los salarios en torno a la mediana salarial fue de tan solo el 0,3% entre 2007 y 2016. Entre mediados de los 80 y mediados de los 90 era del 1%, mientras que entre mediados de la década de 1990 y 200 fue del 1,6%.

En la actualidad, los hogares de clase media están cada vez más "angustiados por su situación económica", según la institución. El lento crecimiento de los ingresos traza un panorama poco halagüeño mientras aumenta el coste de la vida.

Una tendencia política y económicamente "insostenible"

Sociedades con clase media fuerte tienen "bajos niveles de crimen y disfrutan de mayores niveles de confianza y satisfacción", además de mayor estabilidad política y mejor gobierno.

La clase media se ha convertido en el actor más vulnerable pero es al mismo tiempo el que sostiene el consumo y dirige gran parte de la inversión en sanidad, educación y vivienda; además de su importante papel como apoyo de "los sistemas de protección social a través de sus impuestos".

Con este sombrío panorama, insta a las autoridades a pasar a la acción y aliviar las mayores presiones económicas que están ahogando a la clase media.

Publicidad

Noticias relacionadas