La experiencia de trabajar en un salón de apuestas

La experiencia de trabajar en un salón de apuestas

Redacción Capital Radio

ETIQUETAS

apuestas

casino

on-line

TIEMPO DE LECTURA

4 min

14/08/2019 07:45

Las actividades que realizamos en nuestro tiempo libre hoy día son muy diversas, tenemos al alcance un gran abanico de posibilidades. Desde sitios físicos donde entretenernos y amenizar nuestro tiempo libre, hasta medios y plataformas digitales que nos permiten acceder a un mundo de posibilidades en lo que a gustos se refiere. Podemos disfrutar de la lectura a través de libros electrónicos, entretenernos y socializar a través de las redes sociales, ver vídeos sobre cocina, sobre cómo se arregla algún utensilio, de parodias, series y películas, realizar la compra a través del supermercado online o comprar ropa en tiendas online, jugar a la PlayStation con jugadores en diferentes localizaciones o apostar en casinos online para añadir un extra al final de mes.

Como vemos, el gran interés que genera la práctica de actividades por internet es evidente. Los usuarios ya no tienen que acudir a un sitio físico para jugar, ya que pueden acceder desde diversas plataformas digitales como las tablets o los smartphones desde cualquier lugar y sin límite de tiempo. El auge de las plataformas online como el eccomerce o los casinos online ha producido grandes ingresos en España en la última década. A partir del año 2013 se calcula que este negocio ha generado unas ganancias de más de 170.000.000 de euros. Casinos como ruletaonline.org ofrecen juegos de póquer, tragaperras y por supuesto el mítico juego de la ruleta en vivo, para seguir el juego en directo, cuando la ruleta gira e incluso chatear con el crupier.

Atrás quedó el antiguo prototipo de persona que acude a las salas de juegos de apuestas como un señor de más de cuarenta años de clase social media alta, vistiendo indumentaria arreglada para la ocasión. Los consumidores de estos juegos son cada vez más personas jóvenes de entre los 26 a 35 años, incluyendo un porcentaje más elevado de adeptas al juego online.

Poder acceder en cualquier momento o lugar es otra manera de entender la privacidad, los usuarios conciben esta práctica más cómoda y sin tener que sentirse observado o aguantar el bullicio de la gente de alrededor. Por otro lado, la proliferación de las empresas de apuestas online ha generado las empresas deban seguir una serie de medidas preventivas para que jugar en estas páginas sea más seguro, garantizando a los usuarios un trato confidencial de sus datos personales y una manera controlada de depositar o retirar su dinero con un límite de tiempo − para poder ser efectuado sin amenazas externas que pongan en riesgo estas operaciones.

Además, gracias a su naturaleza (online), los casinos pueden ofrecer hoy en día una mejor y variada oferta. Ahorran gastos en personal o mantenimiento de máquinas, y, así, pueden proporcionar a los jugadores una serie de ventajas al jugar online, como códigos de bienvenida, bonos y descuentos. Por otro lado, cuentan con una mayor oferta de juegos ya que no tienen límite de espacio físico. Ofrecen juegos de tragamonedas, póker, ruletas, juegos progresivos, y mucho más. Este sistema propicia el ahorro a la hora de actualizar los juegos, ya que todo se realiza mediante software, que conlleva una inversión inferior en comparación al mantenimiento del establecimiento y las máquinas.

Aun así, muchas personas siguen prefiriendo ir a un casino, a fin de cuentas, es otro tipo de experiencia diferente, es una actividad que probablemente se realiza más como entretenimiento con amigos o para celebrar un evento especial. Acudir con amigos o poder interactuar con el personal del local son aspectos tradicionales de estas salas de juegos que atraen a los clientes. El servicio de personal de juego es diverso. Dentro del equipo podemos encontrar tres perfiles principales: croupier, cajero y jefe del sector, junto con recepcionista, aparcacoches, y camareros. Hacen que la visita a los casinos sea más amena, con un ambiente atractivo que llama su atención.

Trabajar en un casino tiene ciertas ventajas también, ya que son muchos los puestos a los que poder acceder para tener experiencia en el mundo del juego. El trabajo como croupier puede ser una buena opción: además de socializar y estar rodeado de mucha diversión, las personas que suelen acudir a estas salas de juegos suelen dejar buenas propinas, por lo que lo convierte en un trabajo bastante bien remunerado.

No obstante, el trabajo no es tan fácil como parece. Es imprescindible estudiar los cursos que las empresas ofrecen para aprender todo sobre las máquinas de juego. Es esencial conocer el reglamento del juego y ayudar al cliente si tiene algún tipo de problema con la máquina. Es importante recordar que, las empresas de casinos suelen ser grandes y pueden ofrecer una gran cantidad de puestos de trabajo, por lo que las posibilidades de aspirar a un puesto superior son altas. Así que poner empeño y un buen desenvolvimiento en el ambiente puede dar sus frutos a corto plazo.

Publicidad

Noticias relacionadas