Claves del viernes en las bolsas europeas

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

30/08/2019 12:04

Las bolsas europeas amplían las subidas este viernes ayudadas por el alivio de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y la esperanza de que los bancos centrales y los gobiernos hagan más para evitar una desaceleración del crecimiento mundial. Este fin de semana se publica la encuesta oficial manufacturera de China que será un buen indicador del impacto real de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

El Ibex 35 sube un 0,6% hasta los 8.847 puntos, el Dax un 0,9% hasta los 11.950 y el EuroStoxx50 un 0,7% hasta los 3.436 puntos.

En el selectivo español, los mejores son los títulos de Indra y de Enagás con repuntes superiores al 2%. Repsol suma un 1,8%, que hoy empieza a comprar el 4,4 % de su capital que destinará a autocartera para su amortización. Ferrovial baja un 0,5% tras conocerse que Siemprelara ha cerrado el viernes la colocación privada de un paquete de 7 millones de acciones de la compañía, en torno al 0,9% de su capital social, a un precio por acción un 1,46% inferior al del cierre de la última sesión.

En la bolsa alemana destaca el sector inmobiliario tras la noticia de que la congelación de alquileres en Berlín podría ser menos estricta de lo que se preveía. Las acciones de Deutsche Wohnen, Vonovia y LEG Immobilien suben un 3,6% y 10%.

Mientras, el italiano FTSE MIB va camino de su tercera jornada de ganancias mientras el país parece avanzar hacia el fin de una crisis de Gobierno de tres semanas.

Subidas también para las firmas de componentes para el automóvil ante la menor tensión comercial. Cie Automotive, VAleo, Michelín, Continental o Pirelli suben en torno a un 2%.

En la bolsa de Londres, se recupera las acciones de Micro Focus, un 5%, tras la fuerte caída de la sesión de ayer después de advertir de que no cumplirá con sus objetivos.

Fuerte castigo para los títulos de la minorista británica de calzado, Shoe Zone, que ha llegado a caer un 40% después de advertir de que no cumplirá con sus objetivos anuales y además ha dimitido su consejero delegado. La compañía opera 550 tiendas en el Reino Unido e Irlanda y tiene más de 4.000 empleados.

Noticias relacionadas